16 de enero de 2015

CARICATURAS, PROFETA, DUELO…POÉTICA DE ARISTÓTELES.

10888677_10205844021249946_1835487441290279653_n
La risa es la debilidad, la corrupción, la insipidez de nuestra carne. Es la distracción del campesino, la licencia del borracho. Incluso la iglesia, en su sabiduría, ha permitido el momento de la fiesta, del carnaval, de la feria, esa polución diurna que permite descargar los humores y evita que se ceda a otros deseos y a otras ambiciones... Pero de esta manera la risa sigue siendo algo inferior, amparo de los simples, misterio vaciado de sacralidad para la plebe. Ya lo decía el apóstol: en vez de arder, casaos. En vez de rebelaros contra el orden querido por Dios, reíd y divertíos con vuestras inmundas parodias del orden... al final de la comida, después de haber vaciado las jarras y botellas. Elegid al rey de los tontos, perdeos en la liturgia del asno y del cerdo, jugad a representar vuestras saturnales cabeza abajo... Pero aquí, aquí...
JORGE DE BURGOS
El Nombre de la Rosa

El ciego, y no era casualidad su ceguera, Jorge de Burgos acababa asesinando a varios monjes, destruyendo la abadía y acabando con el Segundo Libro de la Poética de Aristóteles. Jamás supe si ese libro existió fuera de “El Nombre de la Rosa”; solo recuerdo que la desaparición de este libro, la destrucción del monasterio y la tortura de los monjes  heréticos y la condena a la hoguera de la aldeana, aunque imaginarias, me causaron mucho más pesar que la muerte de los monjes copistas.

Creo que no es mucho pensar, y no es elevarse mucho, imaginarse este libro, el escrito por Umberto Eco, como antecedente, fábula o símbolo de lo ocurrido en la redacción de un periódico la semana pasada en Francia. Y, al igual que ocurría en el libro, dos facciones se han enfrentado entre sí tras los hechos.
Están los que, con la boca pequeña, ven mal el asesinato o ejecución de doce personas, pero que entienden que los periodistas hacían mal, muy mal, al satirizar al sagrado profeta Mahoma. Por otro lado, se han aglutinado en un mismo frente los que defienden la libertad de expresión, los islamófobos, los que consideran un sacrosanto deber la solemnidad, los aficionados al cómic. Y así están los primeros, los de está mal pero bueno, son de los que, ante algunas violaciones, dicen si es que iba provocando. Y están los segundos, una amalgama, fiel reflejo de lo que es la sociedad, al menos en su concepto ideal, un conjunto de grupos dispares que han decidido ponerse de acuerdo para trazar una raya. Y esta raya es la que delimita la frontera de lo que tolera, y de lo que no, esta sociedad. Y por eso los radicales, los xenófobos, los islamófobos, los todófobos tuvieron que marchar aparte y marginados. Esta vez han sido pescadores que no han capturado demasiado en aguas revueltas.  

El Jueves, El Papus, Hara-Kiri, Makoki, El Víbora, Penthouse Cómics… estas publicaciones es seguro que hieren sensibilidades. Al igual que lo hacen La última tentación de Cristo, El Evangelio según Jesucristo o Yo te saludo, María. Y es necesario recordar que han sufrido amenazas, atentados y ataques; pues no creamos que solo hay fundamentalistas en una religión, que hasta se vieron monjes budistas repartiendo estopa contra los infieles en Indonesia.  Pero,  si te escuece la brutalidad con la que reflejan a Dios, los profetas, Mahoma, o Buda, esta sociedad te proporciona instrumentos para  solicitar a los tribunales que señalen la frontera entre el derecho a la libre expresión y la ofensa o la calumnia. Y es una línea que establece el poder judicial, es decir, que emana de la voluntad popular y no de la revelación de un dios, sea cual sea. 

Habrá quienes digan que en España piensen que no existe libertad de expresión, contra lo que yo argumento lo contrario, pues si no, ¿cómo me atrevería yo a decir esto?, ¿cómo es que Krahe pudo cocinar un crucifijo?, ¿cómo es que podemos contar aquello que se secuestró como Rocío El Jueves del cheque-bebé?. Otra cosa es que no se sepa dónde está la línea de separación de la ofensa y la sátira, o que esta sea mutable, a tenor del juez que deba determinar su posición.
Recordemos pues que hay jueces, que hay líneas y que las ha establecido la sociedad en la que vivimos; que es lícito reirse de todo, aunque sea de mal gusto y aunque no nos guste. Porque, como decía alguien de la democracia, y disculpen la vaguedad porque esta cita la he encontrado atribuida a personajes muy diferentes: “[…] no me gusta lo que dices, pero moriría porque pudieras seguir diciéndolo”.

Y recordemos también que la sinceridad descarnada, la risa, la sátira, tienen un contexto y es el periodístico, el artístico o aquel en el que la expresión debe ser libre y no otros. No sea que mañana nos creamos con derecho universal a opinar, y sentenciar sin derecho a réplica, sobre si los demás son feos, católicos o sentimentales; sobre si sus esposas son eso, esposas que atan, o compañeras; sobre si conducen mal o no nos gustan cualquiera de las cosas que hacen. 

El mundo de la ilustración gráfica y la viñeta, hermano mayor del mundo del cómic, perdió a varios referentes en el atentado de Charlie Hebdo. Por eso esta entrada es común a mis dos blogs; a pesar de que es tangencial, y circunstancial, el hecho de que las víctimas sean dibujantes y guionistas. La semana pasada perdieron la vida, en nombre de la intolerancia, más de ciento cincuenta personas. Algunos iban a su trabajo y otros compraban en un supermercado; y fue en Pakistán, en India o en Francia; había quienes estaban estudiando, tomando café o, como los dibujantes, preparando la revista de esta semana. Todos merecen el mismo respeto. Todos fueron masacrados por algo tan contrario a la fe como es el fanatismo. En nombre de un Dios que, si existe, habrá creado un infierno para los asesinos mientras dice a los muertos: Tout est pardonné.


Charlie-Hebdo-tout-est-pardonne-550x727

16 de mayo de 2012

REINICIO.


La blancura que Hergé destacó en Tintín en el Tíbet me ha hecho pensar que este desierto de meses sin escribir en este blog podría ser eso, un manto blanco que ha servido de paréntesis y de punto y aparte en una trayectoria acelerada. La rutina de la radio me hacía pensar cada semana en un tema distinto. Me documentaba e intentaba escribir una entrada de blog digna sobre el asunto a tratar. En ocasiones logré que el blog tuviera una mayor profundidad que la radio, pero no me dejó satisfecho la forma en la que la mayoría de las entradas al blog están escritas. Casi siempre, de forma menos pausada y menos sensata de lo que me hubiera gustado escribir.

Tengo en la cabeza alguna que otra idea, pero no creo que me quede tranquilo hasta que haya rehecho todas las entradas. Sin pecar de pedante, que lo seré, sino más bien por un enfermizo sentido perfeccionista quiero revisar las entradas de este blog y completarlas con otras que se correspondan con los primeros días que estuve en la radio y hablé de Tintín, Conan, Superman,...y algún otro que no recuerdo.

Y sí, la idea es prestada. Leyendo "Las aventuras de Hergé" recordé que el artista redibujó y dio color a los primeros álbumes. Fue algo agotador. Para mí lo agotador parece que va a ser de dónde sacar el tiempo necesario.

Que la suerte me sea propicia.

4 de noviembre de 2010

MANGA. ANIME. AKIRA.


Si digo la verdad, la pura verdad, hay algo falso en esta entrada y es la fecha. El 4 de noviembre la inicié con la sana intención de acabarla en poco más de una semana. El resultado de esa buena intención es que en junio de 2011, todavía no la he escrito. Razón por la que de haber algún lector pendiente de reprenderme le debo pedir disculpas y decirle que no ha habido falta de ganas sino de tiempo y, quizás, de ideas.

Godzilla, el entrañable.
Han ocurrido muchas cosas en este periodo. Para el país que merecía esta entrada ha sido una época difícil. En marzo un temblor de tierra y un maremoto arrasaron una gran región del norte de la isla de Hokkaido. Y además apareció el gran enemigo de este pueblo, la radioactividad. Aun así, esta cultura milenaria y tan propia ha demostrado algo al mundo. Japón es un país solidario, educado, civilizado y paciente. El antiguo Cipango es un tesoro en sí mismo.

Colón hacia Cipango
En "La elegancia del erizo" una niña diserta sobre manga, es una pequeña genio, y cuenta que la gente habla de manga como de un género de cómic, cuando en realidad manga es la palabra japonesa para cómic. Y es que es una cultura tan lejana a la nuestra que si intentamos entenderla traduciéndola a nuestras coordenadas, haciendo una simple traslación, no solo perdemos matices sino que estamos eliminando la raíz de todo pues partimos de conceptos distintos. En una cultura en la que la valía de un poeta se sustenta tanto en su palabra como en su caligrafía, por necesidad los parámetros artísticos se separan de los nuestros.
El erizo
Hecha ya esta introducción, en la que me separo un poco del asunto del cómic un poco por homenaje a una envidiabilísima cultura un poco por ganar tiempo, debo hablar de lo poco que sé del cómic japonés.




2 de agosto de 2010

FLASH GORDON

Para realizar esta tardía entrada no solo me he quedado con mis recuerdos y mis sabores, he acudido a documentarme sobre este personaje y su autor original, Alex Raymond. La crítica destroza mis planteamientos, la historia que a mí me encandila le parece una opereta y el autor que yo considero un genio, no lo es. Y aquí aparece mi soberbia, ¡que le den a esta crítica!.6B Me imagino comparar tres películas (podrían ser también libros, pero constituyen un arte con raíces más antiguas que el noveno) como Viaje a la Luna de Melies, Metrópolis de Fritz Lang y Alien de Ridley Scott. Son evidentes los saltos entre una y otra época y, ¿quién puede decir que son malas películas, que el hieratismo y la ausencia de sonido y de color de las primeras impiden el sentimiento y la emoción?, ¿quién puede decir que el desconocimiento de la ciencia que luego se descubriría y la escasez de medios técnicos no se suplen con corazón y fantasía?. Esto ocurre con estos críticos, comparan Flash Gordon con obras de la era postnuclear y de la conquista espacial. No solo resulta inapropiado sino injusto. Estoy seguro que si Verne, Raymond, y cien mil mentes calenturientas más no hubieran imaginado lo desconocido, jamás habría habido impulso para conquistar la última frontera.

FG0

Mongo, el planeta al que llegan Flash, Dale y Zarkov, es un prodigio de la fantasía. Una mezcla entre futuro, mundo medieval, animales prehistóricos y tierra de nunca jamás. Quien haya leído el primer volumen de las aventuras de Flash Gordon, debe soñar con la entrada en escena de los hombres-león y de los hombres-halcón. Es imposible olvidar el dibujo, a página completa, de un escuadrón de hombres-halcón, volando en picado, hacia un objetivo, armados hasta los dientes, como lanceros a la carga, cabalgando el aire.

FG (92)

Flash Gordon es obra de Raymond, obra que nació del encargo de la editorial de competir con Buck Rogers, y que se convirtió en un más que digno competidor de la primera, a la que superó en fama y duración. Una vez que Alex Raymond murió, se hicieron cargo de la serie otros dibujantes y guionistas entre los que, a ojos de la crítica, destacó Dan Barry quien convirtió la serie en una obra de verdadera ciencia-ficción. Aquí llega mi verdadero desacuerdo, puesto que, en manos de otros autores, Flash Gordon no es sino otro fanfarrón que deambula de episodio en episodio, al estilo de las series de televisión. Flash había nacido como una superestrella del deporte que se convierte, sin quererlo, en el cabecilla de un trío de terrestres en Mongo. Su lucha consiste en alcanzar la manera de volver a la Tierra, para lo que necesita escapar del cruel emperador Ming, de la hija de Ming, de Barin y de mil peligros por el extraño planeta en el que aterriza. Este planeta poblado por las más fantásticas criaturas, las tecnologías más adelantadas para la época y la naturaleza más salvaje es uno de los mayores protagonistas de Flash. MING CRUEL Alex Raymond inventó otras series, otras historias, pero queda para la Historia su maravillosa invención de Flash. Gracias a que se frustró su carrera como agente de bolsa. Mucha de la crítica que le menosprecia lo hace porque comenzó su obra por encargo, para competir con Buck Rogers, y porque el estilo de la obra cambia y se contamina del estilo de otro gran maestro, Harold Foster. Estos argumentos, que siempre se usan como comodín para deshacer carreras, son ciertos, es un encargo, rivaliza con un serial de gran éxito y se imita una línea artística; valdrían para que películas como La Fiera de mi Niña, Ladrón de Bicicletas o cuadros como La Rendición de Breda o La Familia de Carlos IV no pudieran valorarse como obras maestras. Sin embargo, todas ellas, e incluyo Flash Gordon, lo son.

FG42

El lector que se anime, ¡y encuentre!, una edición de las obras de Raymond encontrará una evolución en el estilo, tanto de dibujo como de guión, de Flash Gordon. Unos inicios titubeantes, un desarrollo glorioso y una época de madurez plena. En los primeros capítulos de la serie, la viñeta es pequeña, el dibujo menos cuidado y la ambientación más plana, pero a medida que se incrementa el éxito de la serie y Raymond deja otros trabajos para centrarse en este, crece el valor artístico y la fantasía. El tamaño de la viñeta aumenta, se puebla Mongo de seres fantásticos, de criaturas terribles, de tecnologías imposibles para su época y los diálogos se cuidan, las ambientaciones se siguen con una continuidad digna del cine de Kubrick y se gesta la obra maestra. Desde los primeros años de la obra hasta que Raymond es movilizado para el ejército, el dibujo y el color siguen la tendencia artística de esa época, un poco propagandística, figuras de corte manierista, colores vivos, estilización del cuerpo humano, robustez en la figura enemiga, escasez de viñetas… Poco a poco, la guerra hace estragos y en la serie aparecen historias de corte industrial que pueden recordar cierto aire revolucionario, cierto aire proletario, cierta conversión en maquinismo de lo que antes solo fue imaginación y fantasía. FG49 FG (50)El final de la II Guerra Mundial tiene un reflejo en la serie, una alianza de pueblos de Mongo derrota a Ming y constituyen un Gobierno de Coalición para gobernar la República de Mongo. Hecho esto, Flash regresa por vez primera a la Tierra para luchar contra la nueva amenaza roja. Y hasta aquí llegan las andanzas conjuntas de Flash y Raymond que muere en un accidente de tráfico. Como he comentado en esta entrada, la vida del personaje continuó. Otros autores dieron un giro a Flash y su historia dejó de ser la de un náufrago en otro planeta y comenzó a ser la de un justiciero del espacio. Se suceden las narraciones cortas, historias auto conclusivas en las que Flash surca un espacio habitado por humanos, visita Mongo de vez en cuando y la propia Tierra se convierte en un lugar fantástico. Entiendo a los que opinan que aquí comienza la verdadera ciencia-ficción, vale. Entiendo que aquí la fantasía barroca, o rococó, es superior al clasicismo de la serie original; pero, aunque fuera cierto esto, que no lo es, sobre el guión, el dibujo y el color de Flash Gordon de Alex Raymond es mítico, legendario, universal, y lo otro, como mucho, puede ser, simplemente, bueno.

WilliamsonFlashWatercolor

FG83

Y por si no había quedado claro, me quedo con Raymond y su Flash Gordon, mi Fran Gordito (guiño familiar).

flash

Para saber más:

http://es.wikipedia.org/wiki/Alex_Raymond

http://www.bibliopolis.org/umbrales/umbr0001.htm

http://comicsdelzhiveta.wordpress.com/alex-raymond/

http://es.wikipedia.org/wiki/Flash_Gordon

http://www.kingfeatures.com/features/comics/fgordon/about.htm

31 de mayo de 2010

LUCKY LUKE


Hay pequeñas obras de arte, expresiones maravillosas en donde uno menos puede esperarse. Esto ocurre con el lírico Lucky Luke, una de las obras en las que la mano genial de Goscinny escribió páginas maestras. Solo voy a mencionar aquí dos momentos de verdadero genio de esta serie. Una aparece en el Gran Duque, cuando en mitad de un viaje por el Oeste, el mencionado Gran Duque ruso bebe champán en el zapato de una “jovencita” de dudosa reputación; esta mujer que en su vida volverá a ser tan mimada por ningun hombre acude a confesar su verdadera edad a Luke; si uno se fija es posible adivinar el rubor en sus mejillas. El otro aparece en el Pie Tierno, y refleja de la manera más sintética posible el dolor y la tristeza del buen vaquero, haciendo temblar un poco al protagonista mientras se lía un cigarrillo; a la manera del mejor western lo dice todo con una imagen, sin apenas palabras. imagesCAZCAEI4 Otra vez a vueltas con el tebeo franco belga. ¿Qué tiene la B.D.? ¿Es acaso el mejor del mundo?. Si no lo es, fue de los primeros en el escalafón, y en cuanto a producción dirigida, a priori, a un público infantil es el que cuenta, a mis ojos, con la mayor diversidad. Y el que pueden leer los adultos, casi nunca con un doble sentido, pero encontrando un nivel de documentación y perfección técnica fuera de lo común. La BD supera al cómic americano en su concepción. Mientras el americano se centra en las strips para periódicos y en los comic-books de súper-héroes; los franceses y los belgas han adoptado el formato de revista para jóvenes y el de álbum. En el primero podemos hablar de Petit Vingtieme o de Spirou; en el segundo caso de Tintín o Astérix.
lucky-luke_2lucky_luke_3
La temática del western tuvo una enorme difusión en las décadas de los 50 y 60 del siglo XX. He hablado de varios autores que se dedicaron a series de este tipo, como Manara, Pratt, Crépax o Jean Giraud. Todos ellos con dibujo de corte realista, pero hemos de hablar también de otrs autores que usando el lejano Oeste hicieron series para un público más infantil, con unos dibujos caricaturescos, o de línea clara. Ninguno de ellos ha alcanzado ni la fama ni la calidad artística de Lucky Luke.
morris119
Morris comenzó a dibujar a Lucky Luke poco después de la II Guerra Mundial, y no puedo hablar del éxito obtenido, tan solo puedo hablar de que en esos primeros álbumes ya despunta lo que vendría después cuando en 1955 se unió Goscinny al guión de la serie y se alcanzan los mejores resultados artísticos y de público. Lucky Luke, el vaquero más rápido que su propia sombra, se convierte en un icono y se incorpora por méritos propios al imaginario de la cultura pop. Después de la muerte de René Goscinny, y la publicación del último álbum guionizado por él, Morris incorpora a nuevos guionistas a la serie. Ninguno tuvo la calidad de Goscinny, aunque a diferencia de Asterix, el nivel ha sido notablemente alto.
morris La vida de Morris, seudónimo de Maurice de Bévère, es la de un hombre consagrado al dibujo. No solo dibujó a Luke, también a veces a Iznogoud, intervino en capítulos de Spirou, y como buen trabajador del cómic, del tebeo, o de la BD, trabajó a destajo en la editorial para sacar adelante revistas, publicaciones y trabajos de compañeros en apuros.
goscinny01 4
De Goscinny, debilidad personal, permítanme que les cuente algo más. Es una de las personas fundamentales en la historia del cómic, donde practicó todos los oficios posibles, desde el dibujo al guión, desde la impresión a la edición, la invención de revistas, el descubrimiento de nuevos valores, mecenas de nuevos dibujantes… y escritor, guionista y presentador televisivo. No sé si le faltó ser director de cine, pero si no lo fue seguro que lo pensó. Su personalidad y su capacidad de trabajo eran enormes, más que su persona, más que su propio físico. Tanto que su corazón no pudo más y dijo basta en 1977. Es posible no llegar a conocerlo en profundidad nunca, pero de su dimensión humana dan buena idea su inquebrantable amistad con Morris y con Uderzo; y de su arte, mejor Arte, Astérix, Lucky Luke, Iznogoud y El Pequeño Nicolás. De esta última mención, la serie de novelas sobre Nicolás, un niño francés de provincias, ilustrada por Sempé, solo puedo decir que es la ternura y el humor hecho libro, casi lo mejor que se ha escrito sobre la infancia despreocupada y que después de leerlo se debe añorar la ingenuidad perdida.
Luke no es personaje plano, es un paradigma de todos los héroes del western, mezcla de Cooper, Wayne, Fonda, Stewart y anticipo de Eastwood. Se trata de un hombre de honor, callado, estoico, cumplidor de la Ley y amante de su libertad. Con cara de palo casi siempre, pero con emociones. A lo largo de toda la serie antepone el deber a sus emociones, pero el guionista inteligente nunca le pone en dilemas morales ni para él ni para el lector. Jamás será injusto con un indio (nativo americano), jamás será un justiciero que linche a un delincuente, jamás maltratará a un animal.
lucky_luke_512555 Los personajes que le acompañan siempre son Rantanplán y Jolly Jumper. El primero es un perro, algo idiota, parodia de Rin Tin Tin. El segundo es el compañero inseparable del vaquero, su montura, el caballo de Atila o de Alejandro Magno. Con respecto a los caballos, hay algo curioso, son las mismas figuras en Astérix y en Lucky Luke. Y aquí ocurre algo, una teoría personal, o bien Goscinny se encargaba de hacerlo en las dos series, o bien, uno de los dibujantes los hacía para las dos. Y también están los Hermanos Dalton, forajidos y enemigos acérrimos de Luke; protagonistas de una nefanda película.
lucky_jolly rantanplan
Para acabar. En esta serie se dan todos los tópicos del western, la lucha de granjeros y ganaderos, el joven oficial de caballería que quiere hacer méritos frente a su padre, oficial del mismo Regimiento; la lucha de los indios por sus territorios sagrados; la colonización del oeste del Oeste… Como en otra series la viñeta final, se convierte en una seña de identidad. Aquí se trata de un vaquero cabalgando solitario hacia el sol poniente que tiñe de rojo una llanura infinita. Un poema a la libertad, un poema a la soledad de un corazón roto.
Lucky-Luke-FPI-blog2
I'm a poor lonesome cowboy
I've a long long way from home
And this poor lonesome cowboy
Has got a long long way to home
Over mountains and over prairies
From dawn 'til day is done
My horse and me keep riding
Into this settin' sun
I'm a poor lonesome cowboy
But it doesn't bother me
'Cause this poor lonesome cowboy
Prefers a horse for company
Bot nothing against women
But I wave them all goodbye
My horse and me keep riding
We don't like being tied
Lonesome cowboy
You've a long long way to go
To go ...
To go.
Para saber más:
Un listado de todos los álbumes de Lucky Luke:
  1. La mine d'or de Dick Digger (1946). La mina de oro de Dick Digger
  2. Rodeo (1948). Rodeo
  3. Arizona (1949). Arizona
  4. Sous le ciel de l'Ouest (1950). Bajo el cielo del Oeste
  5. Lucky Luke contre Pat Poker (1951). Lucky Luke contra Pat Poker
  6. Hors la Loi. (1952)
  7. L'Elixir du doctor Doxey (1953). El Elixir Del Doctor Doxio
  8. Lucky Luke et Phil Defer (1954).
  9. Des Rails sur la Prairie (1955). El Ferrocarril en la Pradera
  10. Alerta aux Pieds Bleus (1956). Alerta, Los Pies-Azules
  11. Lucky Luke contre Joss Jamon (1957). Lucky Luke contra Joss Jamón, o Lucky Luke contra Joss Jamon.
  12. Los cousins Dalton (1957). Los primos de los Dalton o Los primos Dalton.
  13. Le Juge (1958). El Juez
  14. Ruée sur Oklahoma (1958). Carrera en Oklahoma. La gran carrera de Oklahoma.
  15. L'evasión des Dalton (1959). La Evasión De Los Dalton. La Fuga de los Dalton
  16. En Remontant le Mississippi (1959). Remontando El Mississipí. Misisipi arriba.
  17. Sous la piste des Dalton (1960). Sobre la pista de los Dalton-Tras la Pista de los Dalton
  18. A l'ombre des Derricks. (1960)
  19. Les rivaux de Painful Gulch (1961). Los Rivales de Painful Gulch
  20. Billy "the Kid" (1962). Billy The Kid. Billy el niño
  21. Les Collines Noires (1963). Las Colinas Negras
  22. Les Dalton dans le Blizzard (1963).
  23. Les Dalton courent toujours (1964).
  24. La Caravane (1964). La Caravana
  25. La cité fantôme (1965). La Ciudad Fantasma
  26. Les Dalton se rachètent (1965).
  27. Le 7ème de Cavalerie (1965). El 7° De Caballería
  28. L'Escorte (1966). La Escolta
  29. Des Barbelés sur la Prairie (1967).
  30. Calamity Jane (1967). Calamity jane
  31. Tortillas pour les Dalton (1967).
A partir de esta fecha, la Editorial francesa Dargaud y Lucky comics se encargó de editarla, produciendo:
  1. La Diligence (1968). La diligencia
  2. Le Pied Tendre (1968). El Pie Tierno
  3. Dalton City (1969). Dalton City
  4. Jesse James (1969). Jesse James
  5. Western Circus (1970). Western Circus
  6. Canyon Apache (1971). Cañón Apache
  7. Ma Dalton (1971). Mama Dalton
  8. Chasseur de Primes (1972). Cazador de recompensas
  9. Le Grand Duc (1973). El Gran Duque
  10. L'Heritage de Rantanplan (1973). La herencia de Ran-Tan-Plan
  11. Le Cavalier Blanc (1975). El Jinete Blanco
  12. La Guérison des Dalton (1975).
  13. L'Empereur Smith (1976). El Emperador Smith
  14. Le Fil qui Chante (1977). El hilo que canta
  15. 7 Histories de Lucky Luke (1977).
  16. Le Magot des Dalton (1980).
  17. La Ballade des Dalton (1980).
  18. Le Bandit Manchot (1981). El bandido mecánico
  19. Sarah Bernardt (1982). Sarah Bernhardt
  20. La Corde du Pendu et autres Histoires (1982).
  21. Daisy Town (1983). Daisy Town
  22. Fingers (1983). Dedos Mágicos
  23. Le Daily Star (1984). Daily Star
  24. La Fiancée de Lucky Luke (1985). La novia de Lucky Luke
  25. Le Ranch Maudit (1986). El Rancho Maldito
  26. Nitroglycérine (1987). Nitroglicerina
  27. L'Alibi (1987).
  28. Le Pony Express (1988). Pony Express
  29. L'Amnésie des Dalton (1991).
  30. Chasse aux Fantômes (1992). Caza De Fantasmas
  31. Les Dalton à la Noce (1993).
  32. Le Pont sur le Mississippi(1994)..
  33. Kid Lucky (1995).
  34. Belle Starr (1995).
  35. Le Klondike (1996).
  36. O.K. Corral (1997).
  37. Oklahome Jim (1997).
  38. Marcel Dalton (1998).
  39. Le Prophète (2000).
  40. L'Artiste Peintre (2001).
  41. La Legende de l'Ouest (2002).
Hay también un número especial, titulado La Bataille du Riz (1972) que recopila historias publicadas en Pocket Pilote y editado para la petrolera Total
Desde 2002, el dibujante Achdé ha producido para Lucky Comics:
  1. La Belle Province (2004).
  2. La Corde au Cou (2006).
Fuera de Colección sobre Lucky Luke y Morris, también existen:
  • Morris vous apprend à dessiner Lucky Luke (Dargaud).
  • L'Univers de Morris (Dargaud, 1988).
  • La Face Cachée de Morris (Lucky Comics).

25 de mayo de 2010

SHEREZADE.

Se cuenta que una vez Córdoba alcanzó el millón de habitantes, que era una ciudad con centenares de mezquitas, zoológicos, bibliotecas, teatros, palacios, fuentes de mercurio. Esto era hace mucho tiempo, cuando Londres y París eran apenas barrizales con castillo. Esto era hace mucho tiempo, cuando más de un cristiano y un judío escuchaban los cuentos de Las Mil y Una Noches. Cuando algún que otro musulmán, califa o caíd, bebía vino de la Campiña. Esto era hace mucho tiempo.

ibnshaprut02Sé que hablé hace poco de Richard Corben, también de pasada como haré hoy, y que parece que me repito. Es posible. Y no me importa. Porque quiero denunciar algo y lo voy a hacer contraponiendo el Islam del siglo X, con este Islam del siglo XXI.

400px-One_Thousand_and_One_Nights17 Harum al Raschid. Alí Babá. Aladino. Sherezade. Simbad. Conforman una serie legendaria, una mitología incorporada al imaginario colectivo, también al occidental, una serie de narraciones y cuentos que no solo mantuvieron al califa en vela y alerta, sino a gran parte de la Humanidad llena de ensoñaciones. Uno de ellos fue Corben, que tomó lo que quiso de los cuentos de Sherezade, los adaptó a su estilo guerrero y erótico, y nos hizo relamernos con su narración personal y atrevida. Pura delicia. No una adaptación, sino una variación sobre la recopilación de cuentos. (1) De Corben hablaré en otra ocasión.

richardcorben La denuncia viene motivada por una noticia de la semana pasada. Se trata de denunciar un atentado contra la libertad de expresión, y se trata de denunciar a quienes cercenan el arte, en este caso, mi amado noveno arte. En 2005 un diario danés publicó unas caricaturas de Mahoma; hace poco, en 2009, en Noruega han reaparecido caricaturas de Mahoma con turbante y cuerpo de perro. Posiblemente todo de muy mal gusto o, al menos, de discutible gusto. Y, seguramente, ofensivo para los creyentes. Pero la libertad de expresión y la libertad religiosa amparan este tipo de manifestaciones. Hace también muy poco, Crumb, el rey del underground, publicaba una Historia Sagrada; El Jueves usa a menudo, y de forma satírica la figura de Jesucristo o de Dios; son manifestaciones poco agradables para mucha gente. Pero al margen de la desfasada condena sobre el tema, de la excomunión, poco más hacen los cristianos (salvo algunos fanáticos). En el caso del Islam, se llega más lejos. La amenaza de muerte y la condena emitida por el Imán encierran en vida a estos autores. Su obra no se difunde y se cercena su creatividad. Valga esto para mandarles un mensaje de apoyo. Y decirles que me parecía ofensivo tener que dar una conferencia con el miedo a ser agredidos y el temor de no volver a casa, simplemente por dibujar.

DPCAHG67A5CAPXJYL7CAHBTVVKCATUDHJ9CAU75EWYCANFZ3F9CAQP8KZKCAEKP0JUCA7A1NFZCAY57PS9CADFEL0NCAR0FK4LCA3JTO3SCAPVMSSDCAC7N7QUCAIW0LLVCAZSD2LXCAX6MEU3 1018925

¿Quién quiere ahora acostarse en un diván a escuchar cuentos de huríes? ¿Quién quiere ahora viajar a Bagdad? ¿Quién quiere ahora ser Califa, salvo Iznogoud?

iznogoudQue conste que no incluyo imágenes de Mahoma para ilustrar esta entrada no porque las prohíba el Islam. Lo hago por puritito miedo.

 

 

 

(1) Conocí Los Cuentos de Las Mil y Una Noches en una edición de Aguilar. Se trata de una recopilación de muchísimas narraciones, algunas de ellas de muy pequeña entidad en las que se habla de burros, magos, geniecillos, zahoríes, tesoros y chascarrillos varios. Sin duda, una recopilación de tradiciones orales de la Arabia premedieval. Los cuentos más famosos son los que nos han llegado. Pero es un libro más complejo y más rico para la Antropología de lo que parece. Richard Corben se queda con parte de la esencia, lo que añade es puro Richard Corben. Tim Burton, despierta y aprende.

6 de mayo de 2010

EL ESQUIVO SALÓN DEL CÓMIC

490_x_28-salon-comic-cast

Hace muy poquito tiempo estaba ilusionado con esta fecha. Pensaba que como colaborador de un programa de radio por el que a ni un café nos invitaron, podría conseguir acreditación y ayuda para acudir a esta cita barcelonesa. ¡Oh, mísero!, ¡oh, iluso!, de Radio Betis nada sacarás.

Que quede claro que no es una cuestión de racanería, no es por dinero, ni tan siquiera por tiempo. Una ilusión así se debe y se puede cumplir. ¡Qué va!, lo que me esperaba era acudir a la cita con cierto contenido, con acceso a un poquito más de información que la que podría tener como simple visitante. Pero no ha sido posible, no solo por la extinción del programa, rara avis en un medio de prensa deportivo, sino porque cosas así no son posibles en la centenaria institución. Al menos, por ahora.

Pero al menos con esta entrada, hago una visita aunque sea virtual a Barcelona.

Sé que este año visitarán el Salón/Saló Moebius y Tardi. ¡Cómo no querer estar allí!. De Tardí, como de otros tantos autores no he llegado a hablar en este blog. Sí de Moebius. Y también he confesado mi admiración por lo francés, por lo francófono, por la grandeur… Dedicaré alguna página más a los autores franceses, lo prometo.

Sé que ese año hay una especial conexión entre el cine y el cómic. Dos artes impares, séptimo y noveno; dos formas de expresión; dos lenguajes, ambos gráficos, ambos parecidos; ambos distintos. La idiotez los iguala, los compara, los convierte en formas de expresión marginales, aptas solo para niños. Pero es eso, la idiotez la que los convierte en nimiedades. En curiosidades. También intentaré dedicar alguna página a la conexión entre cine y cómic. Por los muchachos de Châteu de Cinéma. Por los aficionados. Por mí.

img_6 He oído que este año se hará un homenaje a Vázquez. Ínclito, superlativo Vázquez, el trabajador incansable, el pluriempleado del tebeo. Imagino que este autor será señalado como uno de los grandes del tebeo español. Es bueno lo que quieren hacer, pero no suficiente. Vázquez, haciendo alarde de mala leche, anticipó la sátira que, hoy día, cuando revisamos los productos que nos vienen de USA nos parecen obras maestras. Y volvemos a la idiotez. Cuando Vázquez, y otros autores, trabajaban, lo hacían en el más absoluto olvido, pero con la presión de no poder sacar ni un solo pie del plato. Pero Vázquez sobresalió de los demás por propio talento, por capacidad creativa y artística. Sus historias, sacadas de la destilación vazquiana de una gris realidad, parecen de otra época, pero se saltaron la censura, el muermo y la tristeza de la época. Y nació Vázquez, en palabras de un gran crítico, el terrorista de su arte, de sí mismo. El Gran Maestro/e del tebeo. Y nos creemos que el creador de los Simpsons o de Padre de Familia ha descubierto la rueda.

Y aquí estoy yo. A una distancia del orden de los 1000 Km. del Salón, con las ganas de ir y pensando en qué encontraría, en si alguna vez las trece rayas verdiblancas me darán otra satisfacción, o si tendré que buscarla en otros lares;  y pensando en si allí, en Barcelona, los cómics y el Salón me serían gratos o si se convertirían en otra decepción. No lo sé, pero si hay XX Salón del Cómic, allí quiero estar. Por volver a los tiempos en los que Barcelona representaba ese otro mundo sofisticado y de diseño en el que los que renegábamos del victorianismo de provincias queríamos vivir.

img_5